Por unas Navidades seguras en la carretera

Nos encontramos en plenas fiestas navideñas, momento en el que solemos reunirnos con nuestros seres queridos, a veces recorriendo muchos kilómetros para volver a casa. Para nosotros, el mejor regalo de Navidad es que todos los conductores lleguen sanos y salvos a sus destinos.

Datos que, aunque no gusten, tenemos que contarte:

Según las estadísticas de la DGT, en lo que llevamos de año han fallecido 1.085 personas frente a las 952 víctimas mortales en accidentes de tráfico en las carreteras españolas registradas en las mismas fechas del año pasado. El 26% de las víctimas mortales registradas no llevaban abrochado el cinturón de seguridad, infracción que además ha subido la penalización durante el cambio de normativa de este año.

No son datos que nos guste decir, pero, sí queremos concienciar a los conductores sobre la importancia de tener precaución en la carretera estas Navidades, es necesario exponer la realidad tan cruda como es. Ojalá de cara al próximo año esta cifra se reduzca al mínimo posible. Pongamos todo de nuestra parte para conseguir este objetivo.

Accidentes de tráfico: ¿por qué ocurren más en la época navideña?

  • En Navidad aumentan los desplazamientos: Se calcula que en estas fechas se realizan aproximadamente 16 millones de desplazamientos. A más coches, más posibilidades de sufrir un accidente, por ello es fundamental extremar la precaución al volante.
  • Aumento del consumo de alcohol: Las comidas y cenas navideñas destacan por la alegría, la comida deliciosa, y por norma general, alguna copa de más. Algo tan simple y efectivo como el famoso ‘si bebes, no conduzcas’, lamentablemente no se sigue al pie de la letra, y cada Navidad, un número considerable de conductores dan positivo en el test de alcoholemia, suponiendo un gran peligro para la seguridad de los conductores y la de ellos mismos.
  • Condiciones climáticas adversas: El tiempo invernal puede jugar en nuestra contra. Los fuertes vientos, las carreteras heladas, la niebla o las lluvias multiplican la peligrosidad en las carreteras. Estas condiciones climáticas adversas dificultan el dominio del vehículo y pueden desencadenar accidentes, así que es importante reducir la velocidad, mantener una distancia prudente con el resto de vehículos y conducir con los 5 sentidos puestos en la carretera.
  • Exceso de velocidad: El exceso de velocidad es la principal causa de accidentes de tráfico en Navidad. Son fechas en las que solemos agobiarnos por las compras de última hora y los imprevistos… Pero ir con prisas en la carretera nunca es una buena opción. ¡Piensa antes de actuar!

Teniendo en cuenta todos estos factores en la carretera, todos podremos tener unas Navidades felices libres de malas noticias. ¡Estas fechas están para disfrutarlas al máximo!

La protección es nuestra meta: Descubre nuestros productos

Sean Navidades o no, sea la fecha que sea, la seguridad vial no entiende de vacaciones y nosotros siempre estamos ahí. Nuestros productos, tanto en carreteras españolas como internacionales, cuidan cada día de la gente que viaja, protegiendo a la personas, salvando vidas.

A continuación, os mostramos algunos de los productos que diseñamos, fabricamos e instalamos en Metalesa para garantizar la seguridad de lo que más nos importa: las personas. Porque os merecéis unas Navidades llenas de mucho amor y felicidad.

Equipamiento para puentes

Los puentes en las carreteras suponen tramos de más peligrosidad para los conductores, por ello, nos encargamos de dotarlos de medidas de protección a través de la instalación de equipamiento para puentes.

Pretiles metálicos

Un pretil metálico es un sistema de contención de vehículos homologado según la norma UNE EN 1317 partes 1 y 2, de manera que al haber superado los ensayos a escala real pertinentes ha obtenido el marcado CE. Se coloca en obras de paso, coronaciones de muros, tableros de puentes…

Contamos con el pretil metálico META13® y el pretil metálico META16®, imprescindibles como elementos para garantizar la seguridad vial.

Algunas de sus ventajas:

  • Ambos pretiles admiten la colocación de pantallas acústicas y de vallas antivandálicas a muy poca distancia del pretil.
  • En caso de que se produzca el choque de un vehículo, la reposición de los elementos es rápida y económica.
  • Es muy versátil con posibilidad de colocación de rejillas o sistemas de protección de motoristas
  • Alta durabilidad mediante galvanizado en discontinuo, permite el termolacado en los diferentes colores de la carta RAL.

Barandillas para puentes

Las barandillas para puentes funcionan como sistema de contención para personas u otros vehículos de movilidad personal.

Disponemos de una gran variedad de modelos de barandillas de acero para puentes que son de fácil instalación, pudiendo elegir los acabados y colores de termolacado más adecuados para la integración de la barandilla con el paisaje.

También fabricamos barandillas de acero inoxidable, con cable de acero u otros diseños que cubrirán cualquier requerimiento del proyecto.

METALESA_barandilla M003

Impostas para puentes

Una imposta metálica para puentes es un elemento que remata el canto del tablero del puente, ya sea para permitir alojar conducciones de electricidad, gas o agua o para revestimiento. Este tipo de equipamiento para puentes embellece el puente, no solo aportándole funcionalidad, también elegancia.

Cornisas para puentes

Al igual que las impostas, las cornisas para puentes son un tipo de equipamiento para puentes que también refuerza la estructura aportándole mayor rigidez, y permite alojar permitir alojar conducciones de electricidad, gas o agua. Son muy habituales en Francia.

Atenuadores de impacto

Los atenuadores de impacto están considerados como uno de los dispositivos más eficaces para salvar vidas. Se componen de una estructura deformable que frena el vehículo en caso de choque absorbiendo el impacto, disminuyendo considerablemente las consecuencias graves del accidente.

En Metalesa disponemos de una gran variedad de modelos, los cuales es fundamental colocarlos en una correcta posición en la carretera para que puedan cumplir su función. Cada modelo es adecuado para soportar diferentes niveles de energía en función del peso y tipo de vehículo y la velocidad de impacto. Además, estos están homologados según la norma UNE EN 1317-3, que define las condiciones de ensayo para la obtención del marcado CE.

Estas Navidades, vamos a acompañarte en todos tus viajes. Queremos protegerte y que tu destino no sea otro que el de reunirte con aquellos que tanto quieres. Nuestros productos en las carreteras salvan vidas, pero no bajes nunca la guardia porque la Seguridad Vial no entiende de festividades. ¡La protección es nuestra meta!


Estaciones de trenes, espacios más seguros

Gracias a los avances tecnológicos y técnicos en la industria de la seguridad, los espacios que habitamos y por los que transitamos a diario, como los servicios de transporte público, ofrecen cada vez más seguridad y fiabilidad, permitiendo que sus usuarios no solo depositen su confianza en ellos, sino que aumenten la presente. En el artículo de hoy hablaremos de estos espacios. En concreto, hablaremos de soluciones de seguridad ferroviarias.

Los cerramientos en las estaciones de tren, alta velocidad (AVE), y derivados, se han visto envueltos en una renovación que apuesta por una mejora exponencial de la experiencia del usuario (y de sus trabajadores) en términos de seguridad, garantizando su integridad, mejorando la eficiencia y también la del espacio físico de las estaciones de ferrocarril, protegiendo vías, trenes, señalización, focos, etc.

Hablaremos también del rol de Metalesa y del papel crucial que tiene la instalación de nuestra valla Security Plus en esta renovación de elementos de seguridad que están implementando grandes empresas como Adif en la red ferroviaria española, y de cómo puede adaptarse a las especificaciones de cualquier proyecto.

¿A qué se debe el aumento de la seguridad en estaciones de tren?

En los últimos años, decenas de titulares han colmado páginas de prensa nacional española, estos exponen un alza en la incidencia del vandalismo en las estaciones de ferrocarril y el metro, así también como en distintas áreas del sistema ferroviario afectando a los sistemas de catenaria, poniendo de manifiesto las consecuencias que ha tenido en el correcto funcionamiento, vida útil y rendimiento operativo de los propios trenes.

Hasta hace no demasiado tiempo, el diario Metrópoli daba a conocer, a través de redes sociales, un dato más que relevante. En ese mismo año, el número de actos vandálicos en trenes (mayormente grafiti) ascendía a un total de 921, lo que supuso daños por valor de más de 3 millones de euros, en concreto 3.328.730 euros, el equivalente a una media de más de 12.000 euros diarios. De esta manera, un medio de transporte eficiente y sostenible como el ferrocarril ve mermadas sus capacidades de servicio a millones de pasajeros.

En otra ocasión, tres actos vandálicos en tres puntos de la red viaria que conecta Girona con Francia dieron lugar a retrasos de una hora aproximadamente en el trayecto. Fue en otro momento cuando el robo de 600 metros de fibra óptica originó retrasos en el flujo de pasajeros, causando molestia a más de 7 mil usuarios que se disponían a viajar de Madrid a Cataluña. En otras ocasiones y en diferentes vías, los actos vandálicos han supuesto la cancelación directa de numerosos servicios en diferentes horarios. Es por ello que, para mejorar sus servicios, las empresas responsables del sector se ven abocadas a adquirir soluciones innovadoras que inviten a reducir costes, evitando reparaciones y mantenimiento excesivo, así también como evitar incidentes y largas colas que derivan en la capacidad de reducir los costes operativos.

El problema de seguridad en los entornos ferroviarios, como estaciones, vías, y los propios trenes, queda latente después de numerosos actos vandálicos que ponen de relieve la necesidad de la renovación de estos espacios. Apostando por la instalación e implementación de cerramientos y sistemas de seguridad sin precedentes que reduzcan - si no eliminen - el número de daños causados por dichos actos.

¿Qué tipo cerramiento proporciona mayor seguridad en entornos ferroviarios?

Son numerosos los elementos que se pueden instalar en este tipo de entornos de transporte de pasajeros, pero sin duda en Metalesa apostamos por las vallas de seguridad para garantizar la seguridad, funcionalidad y la integridad de las personas y del espacio.

En concreto, estamos orgullosos de haber desarrollado nuestra valla SECURITY PLUS, un sistema de cerramiento metálico con múltiples posibilidades de aplicación. Este sistema de vallado está destinado a proteger la intrusión de personas en las infraestructuras públicas y privadas.

Nos enorgullece también contar con clientes como Adif, entidad dinamizadora del sector ferroviario en España que actualmente utiliza elementos de seguridad como el vallado SECURITY PLUS en sus instalaciones como parte de su plan por la renovación y mejora de la seguridad en las estaciones del ferrocarril. Con el fin de optimizar el servicio y evitar las interrupciones en las operaciones diarias de los operadores de transporte público.

¿Qué características tiene el sistema de vallado SECURITY PLUS?

En Metalesa, hemos diseñado nuestras vallas SECURITY PLUS con la seguridad como estandarte de nuestro propósito: la protección y seguridad del transporte ferroviario. Este sistema de vallado en concreto consta de paneles fabricados con alambre de acero de 4 y 6 mm de diámetro, con uniones electrosoldadas de retícula rectangular. Esta valla permite ser electrificada y aportar por tanto mayor seguridad al recinto.

La fijación de los bastidores se realiza con tornillos de seguridad inviolables y ha sido diseñada especialmente para tramos en quiebro y curvos del ferrocarril (mediante una poligonal) y con pendiente.

Respecto a su instalación, puede realizarse de dos formas diferentes:

  • Fijación a la estructura mediante soldadura a placa previamente embebida en el hormigón.
  • Fijación a la estructura mediante placa base atornillada con pernos mecánicos o químicos según la norma EN 85-239-91 «Barandillas. Características de los anclajes, condiciones de suministro e instalación en obra».

¿De qué forma puede adaptarse la valla SECURITY PLUS a mi proyecto?

Si bien es posible elegir entre alturas diferentes, esta no es la única característica modificable. Una de las ventajas de este sistema de vallado es la personalización mediante el termolacado con cualquier color de la carta RAL, un sistema europeo de combinación de colores que define colores para pinturas y recubrimientos, perfecto para ajustarse a las especificaciones y características de cada proyecto.

La personalización a través del color por la técnica del termolacado no solo aportará un valor estético que se coordine con la imagen de marca de la empresa, también suscitará en el usuario la sensación de calidad, confianza, coherencia y estabilidad respecto a la misma.

Para conocer nuestra gama de productos y servicios, no dude en contactar con nosotros o visitar nuestro catálogo online.


Atenuadores de Impacto y Terminales de Barrera. Criterios de aplicación

Los sistemas de contención de vehículos (SCV) son sin duda uno de los elementos clave a la hora de medir el nivel de seguridad vial de nuestra red de carreteras. Estos sistemas, si se instalan con los estándares de calidad adecuados, consiguen reducir de forma significativa las consecuencias de los accidentes, principalmente una salida de vía o un impacto frontal.

Existen multitud de normativas nacionales e internacionales que permiten evaluar y certificar los productos, y establecer una guía de criterios con los que instalarlos de forma adecuada, siempre de acuerdo a las características de la vía y a las prescripciones de su fabricante.

Normativa de sistemas de contención de vehículos

La normativa aplicable en Europa es la UNE EN 1317, que incluye varias partes con las que evaluar barreras, pretiles, atenuadores de impacto, transiciones entre sistemas de contención, terminales, tramos de barrera desmontable, así como los sistemas de protección de motoristas. Establecidas estas directrices en todo el espacio común europeo, cada administración debe de transponer esta norma estableciendo sus propios criterios de instalación. En el caso de la administración española, se desarrolló la Orden Circular 35/2014 sobre criterios de instalación de sistemas de contención de vehículos.

Esta normativa tiene su ámbito de aplicación en la Red de Carreteras del Estado y establece criterios de instalación principalmente tanto de barreras como de pretiles. Sin embargo, si se buscan criterios de instalación de atenuadores o de terminales apenas se encontrará alguna referencia en el artículo 6.6 donde se habla de terminales como extremos de barrera, en los artículos 6.7.3 y 6.7.4 donde se mezcla su para divergencias, y por último en el artículo 9 los menciona indistintamente sin aclarar cuándo emplear uno u otro.

De la normativa europea se extrae que los atenuadores tienen marcado CE porque la parte 3 de la EN 1317 está armonizada por la parte 5. Sin embargo, los terminales no tienen marcado CE al no estar armonizados por dicha parte 5.

Niveles de comportamiento de los atenuadores de impacto y terminales

Adicionalmente, estos sistemas se clasifican según su nivel de comportamiento:

  • Los Atenuadores de Impacto puede ser de Nivel de Comportamiento 50, 80, 100 y 110. Este número hace referencia a la velocidad a la que se ensayan. Para cada nivel la norma prevé la realización de 5 ensayos a escala real con distintas direcciones y ángulos de aproximación.
  • Los Terminales por su parte se clasifican por su Clase de Comportamiento P1, P2, P3 y P4 de acuerdo a la parte 4 de la norma. Actualmente, esta parte 4 está vigente, sin embargo, está previsto que sea sustituida de forma inminente por una nueva Especificación Técnica de Terminales recientemente aprobada por el Comité de Normalización. En esta ET, los Terminales se les clasifican como T50, T80, T100 y T110, siendo una clasificación muy similar a la de los atenuadores. En cuanto a los ensayos a escala real, se contemplan hasta 6 ensayos para evaluar su comportamiento.

Todos estos ensayos permiten caracterizar los atenuadores y terminales, asignándoles unos parámetros de deformación asociados a los desplazamientos que se han dado en el propio ensayo, así como unos valores de severidad para los ocupantes de los vehículos.

Criterios de aplicación de atenuadores de impacto y terminales

Hasta aquí, la normativa europea aporta algo de luz, pero llegados a definición de proyecto y a instalación en obra, se observa en la OC 35/2014 una manifiesta carencia de criterios a la hora de emplear terminales y/o atenuadores, en comparación con el detalle exhaustivo de barreras y pretiles.

Por ejemplo, en el caso de barreras y pretiles podemos definir qué nivel de comportamiento se requiere en función de la gravedad del accidente y de las características de la vía. Sin embargo, en el caso de terminales y atenuadores no contamos con ningún criterio que marque la elección del sistema. Una opción es elegir el sistema en función de la velocidad de la vía y la velocidad a la que el sistema fue ensayado. Curiosamente, este criterio no es el que se aplica en barreras o pretiles, donde es habitual instalar un pretil ensayado a 70 Km/h en una vía donde se permite circular a 120Km/h.

Otro punto habitual de instalación de terminales y atenuadores es en las divergencias. De nuevo, la OC adolece de criterios de instalación en estas ubicaciones, problema que genera múltiples dudas. Por ejemplo, qué ramal priorizar y si han de respetarse los arcenes de ambos ramales o no, o por ejemplo la posición del sistema sobre el cebreado, más o menos alejado del vértice de la bifurcación. En este caso habrá que evaluar hasta qué punto pueden converger las barreras que seguramente serán preceptivas para ambos ramales.

Esta variabilidad del posicionamiento afecta a la solución, pues lo atenuadores y los terminales pueden obtenerse en familias donde, para un mismo sistema, existen varias soluciones en cuanto a anchuras e incluso inclinaciones de los paramentos, pudiendo pasar de un terminal y/o atenuador de 300mm de anchura a uno de 2300mm.

Estos brevísimos apuntes en cuanto a criterios de aplicación apenas cubren unos pocos de los múltiples aspectos de duda que se tratan con mucho mayor detalle en un webinar de 40 minutos donde, con muchos ejemplos, fotos y vídeos, tratamos de arrojar algo de luz sobre los criterios que actualmente estamos aplicando en las obras desde el sentido común ante la ausencia de criterios normativos homogéneos. Para ver dicho webinar acceder a nuestra página de formación online.

A modo de conclusión, nos gustaría señalar que, desde la empresa privada se esta evolucionando de forma sistemática con el desarrollo de nuevos y mejores sistemas que optimizan las condiciones de seguridad vial de nuestras carreteras. Pero esto no llegará muy lejos si este desarrollo de producto no va acompañado de unas herramientas legales y normativas con las que poder emplear los SCV de forma eficaz y homogénea.

En Metalesa disponemos de una amplia experiencia en criterios de aplicación de estos sistemas tras múltiples proyectos, y en caso de duda, estaremos encantados de asesorar y guiar a cualquier técnico y profesional para arrojar algo de luz sobre este mundo de los sistemas de contención de vehículos.

Gama de Atenuadores de Impacto con marcado CE de METALESA

En Metalesa disponemos una gama de Atenuadores de Impacto con marcado CE que cubren cualquier casuística que podamos encontrarnos en las carreteras. Puedes consultar con nuestro equipo comercial cualquier duda técnica o de precio sobre estos sistemas de contención.

Atenuador de impacto C80 P330
Atenuador de impacto C80 P600
Atenuador de impacto C80 P900
Atenuador de impacto C80 P1600
Atenuador de impacto C80 D2300
Atenuador de impacto C100 P330
Atenuador de impacto C110 P330
Atenuador de impacto C110 P600
Atenuador de impacto C110 P900
Atenuador de impacto C110 P1600
VER GAMA COMPLETA

Ventajas del cordón de carril bici interurbano y su papel en las ciudades inteligentes

Un aumento del número de usuarios de bicicletas en las ciudades frente a un descenso del número de personas que utilizan el coche son siempre buenas noticias. Estos cambios suelen indicar una evolución en la movilidad y la evolución hacia a una ciudad inteligente más sostenible. En este artículo te contamos hacia dónde se están moviendo las ciudades y te animamos a que, sea cual sea tu papel, intentes colaborar con el paso hacia el cambio.

Una ciudad inteligente es aquella que cuida de sus habitantes, y del planeta

Uno de los objetivos de una ciudad inteligente es garantizar la seguridad de los ciudadanos en cuanto a la movilidad urbana, instalar sistemas de protección activa o la comunicación vehículos-señalética para la comunicación y prevención de accidentes.

En la actualidad, las ciudades se ven obligadas a responder a la creciente urbanización mejorando la fluidez del tráfico en sus calles para así ayudar en la reducción de la contaminación y mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. La implementación de la mayoría de los proyectos para convertir a las ciudades tradicionales en inteligentes comienza precisamente con soluciones para el transporte urbano, donde pequeños cambios implican grandes beneficios a corto plazo para la ciudadanía.

El transporte en las ciudades tiene varios aspectos que hay que evaluar para optimizar su correcta expansión, desde la organización de los flujos de tráfico para optimizar las rutas y el consumo de combustible, pasando por la ubicación de las nuevas paradas o desvíos. Actualmente, en la gran mayoría de las ciudades, el foco está puesto en aumentar la atracción hacia el uso del transporte público, conectando cada vez más puntos estratégicos, mejorando así su calidad.

Una de las formas que tienen para ampliar las conexiones entre los diferentes puntos de la ciudad es facilitar la comunicación de los viajeros, ya sea ubicando las paradas en sitios más convenientes para la ruta o la creación de carriles bici y rutas peatonales para poder comunicar puntos de una forma mucho más eficiente.

¿Cuáles son las ventajas de carril bici?

Cuando se implementa una nueva ruta de carril bici se hace pensando en conectar puntos dentro de una misma ciudad, o incluso tramos entre ciudades. Muchas veces se crean rutas aprovechando viejos cauces de ríos o pueden ubicarlas apartadas del tráfico rodado, pero otras muchas no son posible por lo que debe de convivir con el resto de vehículos en una misma calzada.

Con una organización adecuada de carriles bici interurbanos, los ciclistas tienen muy buena oportunidad de llegar cómodamente al lugar que necesitan. Pero, ¿has pensado alguna vez en los beneficios de la implantación de un carril bici en tu ciudad?

Seguridad para el ciclista

La primera cosa que se nos viene a la cabeza es la seguridad que se le ofrece al ciclista al crear una ruta específica para su circulación, minimizando así el riesgo de tener un accidente.

Cuando una vía de comunicación se segrega para dar cabida a diferentes tipos de tráfico se reservan espacios para cada uno de ellos, imposibilitando transitar todos juntos, por lo que el ciclista se ve más seguro y puede ir más relajado sin necesidad de ir sorteando peligros reales o potenciales.

Ahorro para los ciudadanos

La instalación de carriles bici en las ciudades permite que los ciudadanos puedan plantearse el uso de la bicicleta como un método de transporte viable dentro de la ciudad. Con la apertura de nuevas rutas puedes cambiar el coche por este medio de transporte, suponiendo así un ahorro en el presupuesto de combustible mensual.

Mayor fluidez

Es un hecho que una bicicleta ocupa menos que un coche o un autobús. Dentro de un carril bici pueden circular simultáneamente una mayor cantidad de personas que dentro de un carril reservado a automóviles, por lo que la bicicleta es se convierte en un tipo de transporte rápido y fluido dentro y fuera de la ciudad.

Mejora estética del entorno

La creación de vías segregadas permite el diseño de nuevos espacios en los que poder añadir mobiliario urbano y sistemas de seguridad. El diseño de los separadores, las barreras, la creación de pequeñas zonas verdes colindantes a la vía ciclista convierten a los carriles bici en un elemento definitorio del paisaje.

Compromiso con el medio ambiente

Unido al anterior punto, muchos de estos nuevos mobiliarios o barreras están fabricados con materiales reciclables como los pretiles o barreras de seguridad, o los separadores de carril bici fabricados con plásticos procedentes de residuos. Reciclando así los desechos urbanos convirtiéndolos en mobiliario.

¿Cómo serán los carriles bici del futuro?

Como hemos visto, la implantación de rutas ciclistas tiene numerosos beneficios en la sociedad. Existen numerosos estudios como el de “Access to bike lanes and childhood obesity: A systematic review and meta-analysis” publicado en Obesity Reviews, que es una revisión de 21 estudios sobre salud y movilidad en el que se demostró que el acceso a un carril bici se asoció a un incremento en actividad física en niños y adolescentes.

Esto nos lleva a pensar sobre cómo serán los carriles bici del futuro. Con el incremento de las rutas ciclistas, existen interesantes propuestas con las que mejorar aún más este tipo de vías.

Carriles bici solares

En Holanda ya existe un proyecto de carril bici con placas solares en su superficie. Lo han bautizado como Solaroad y es capaz de generar energías renovables con sus células fotovoltaicas. Pero existen otros, como en Corea del Sur, entre las ciudades de Sejong y Daejon. Un carril bici de 32km de longitud con techo solar que provee de energía a la vez que protege a los ciclistas del sol y las inclemencias del tiempo.

Carriles bici tecnológicos

En el sur de Londres han creado un cruce interactivo llamado Starling Crossing (STigmergic Adaptive Responsive LearnING Crossing) que se adapta al tráfico en tiempo real, decidiendo quién tiene preferencia en cada momento. Por otro lado y siguiendo esta línea, en Copenhague se han sincronizado los semáforos para facilitar la circulación continuada de bicicletas.

Carriles bici flotantes

El Thames deckway es una de las propuestas más ambiciosas en cuanto a carriles bici en las ciudades del futuro. Un carril bici flotante a través del río Támesis, enlazando así casi 10km de la capital británica.

Carriles bici en la red de metro

Otro de los proyectos que provienen de la capital británica es el London Underline. ¿Por qué no aprovechar las infraestructuras que ya existen y están infrautilizadas? Este proyecto propone el uso de la red de metro y los carriles subterráneos que ya existen y están en desuso para rehabilitarlos y volver a abrirlos para peatones y ciclistas.

Sea el tipo de proyecto que sea, los carriles bici necesitan de elementos de seguridad que protejan a las personas y ayuden a separar los diferentes tipos de vehículos que conviven en la calzada. Desde Metalesa disponemos de una amplia gama de equipamiento para la movilidad urbana. Contacta con nosotros, estaremos encantados de ayudarte a elegir cuál es la mejor solución para tu proyecto.

Metaurban® SMART

Primer pretil homologado con seguridad activa

¡Déscubrelo!

Semana Europea de la Movilidad 22

Del 16 al 22 de septiembre se celebra anualmente la Semana Europea de la Movilidad, una iniciativa de la Comisión Europea que busca fomentar el cambio de comportamiento en la ciudadanía, sensibilizando sobre la movilidad urbana sostenible, y creando consciencia para cambiar el hábito de transporte hacia la movilidad activa y el uso de medios de transporte más limpios.

La edición de este año se celebra bajo el lema “Better connections” (mejores conexiones) con eventos en 2.224 ciudades de 42 países. Con esta consigna se busca reflexionar sobre la distribución y planificación de las políticas de movilidad urbana. Una ciudad mejor conectada en transporte público significa personas y lugares mejor conectados, uno de los enfoques clave del Pacto Verde Europeo de la Comisión Europea.

La intermodalidad de los medios transporte es un elemento clave en la organización de la población puesto que es habitual consumir y combinar diferentes medios de transporte en los desplazamientos del día a día. Si las ciudades están adaptadas a ello, permiten reforzar su competitividad dentro del territorio y esto sube el atractivo a la hora de vivir en ellas.

La Semana Europea de la Movilidad 2022 busca poner estas reflexiones encima de la mesa y continuar debatiendo e impulsando a que las administraciones públicas, organismos privados y personas modifiquen la forma que tenemos de entender y vivir en las ciudades. Sólo desde esta base es posible trazar planes de acción para la creación de nuevas rutas y modalidades de transporte.

Nuevos hábitos de movilidad urbana

En la actualidad ya se están viendo acciones tangibles que hacen que el desarrollo de las grandes áreas de población sea cada vez más sostenible. Desde ayuntamientos y administraciones regionales se ha potenciado por ejemplo la ampliación de la red de carriles bici, la expansión de las zonas de bajas emisiones y la peatonalización de los centros históricos. A día de hoy la mayoría de las grandes ciudades españolas ya cuentan con una amplia red de carriles bici y un sistema de bicicletas de alquiler que ha cambiado los hábitos de movilidad de los ciudadanos.

Estas iniciativas han generado una necesidad para actualizar la normativa que regula la convivencia de los diferentes tipos de vehículos para asegurar la seguridad de todos los implicados. Este punto es uno de los ejes estratégicos del Plan Nacional de la Bicicleta recientemente publicado por MITMA. Desde el sector privado, este impulso deriva en oportunidades de negocio y tracción para la inversión en creación de nuevos productos y servicios.

La Smart City y los retos del futuro en seguridad vial

Este cambio en la movilidad coincide con una nueva forma de entender las ciudades y la tecnología. Tal y como hablamos en el artículo sobre tendencias en Smart cities, las grandes urbes ya están aplicando decenas de tecnologías disponibles en el mercado para optimizar la gestión de sus recursos, por ejemplo, gestión inteligente de alumbrado público, la gestión de residuos o la optimización del tráfico.

Una de los puntos de encuentro donde la movilidad sostenible y la Smart City confluyen es en la transformación del equipamiento urbano en elementos interconectados que pueden formar parte activa de un sistema distribuido de control de la movilidad y del tráfico en entornos urbanos e interurbanos. Por ejemplo, la integración de sistemas digitales con sensores para detección de eventos, señalización para alertar al usuario y comunicación para envío de datos permiten evolucionar los sistemas de contención de vehículos (pretiles, barreras de seguridad, etc) a una nueva dimensión, donde la seguridad vial deja de ser pasiva, y pasa a ser activa. Es decir, los sistemas de contención ya no solo contienen al vehículo en caso de accidente, sino que además previenen que este suceda identificando situaciones de riesgo y alertando a los usuarios mediante señalización con luces, y además se informa al administrador de la vía con multitud de datos de valor para la toma de decisiones.

Desde Metalesa hemos desarrollado esta idea creando el Metaurban® SMART, el primer pretil homologado con seguridad vial activa.

Una de las máximas de Metalesa dentro de su estrategia empresarial ha sido siempre la seguridad de las personas. Desde nuestros inicios hemos puesto el foco en cumplir los más altos estándares de calidad y normativa para ofrecer un equipamiento para infraestructuras de transporte y movilidad robustos.

Se han desarrollado hasta 10 escenarios funcionales que podríamos agrupar según el servicio que prestan:

  • Accidente e impacto contra pretil. El pretil se ilumina señalizando una situación de riesgo en un tramo anterior al punto de impacto de longitud configurable. Al mismo tiempo envía un mensaje a la autoridad competente de la vía.
  • Situaciones climatológicas adversas. Por ejemplo, encendiendo sus luces ante la detección de las condiciones de temperatura y humedad para posible calzada helada, o ante situaciones de mala visibilidad por presencia de partículas en el aire de niebla, lluvia intensa, nieve o polución.
  • Riesgo de accidente por atropello o colisión. Por ejemplo, el pretil se ilumina alertando al conductor si pasa por un punto con exceso de velocidad (antes de una curva peligrosa, antes de un paso de peatones, cerca de un colegio…), o si se detecta la presencia de peatones en un paso de cebra contiguo, o ante la combinación de las dos anteriores al mismo tiempo, o ante la existencia de retenciones en un punto próximo de la vía.
  • Señalización bajo demanda. Por ejemplo, en una franja horaria concreta.
  • Aprovechando la arquitectura. Otros escenarios capturan datos útiles para su conocimiento y gestión sin necesidad de que esto conlleve el encendido de las luces del pretil, por ejemplo, conteo de usuarios y datos de calidad de aire.

Este control remoto se habilita a los técnicos responsables de movilidad del municipio o administración competente. Esto se hace con una plataforma de gestión web muy sencilla e intuitiva, accesible desde cualquier dispositivo. Esto permite la monitorización del estado del pretil, el seguimiento de estadísticas y alarmas, así como la gestión remota del producto, desde la activación/desactivación de escenarios a la configuración de cualquier variable (tiempo de operación, velocidades, temperaturas, colores, intensidades, longitud que se señaliza…).

Una de las máximas de Metalesa dentro de su estrategia empresarial ha sido siempre la seguridad de las personas. Desde nuestros inicios hemos puesto el foco en cumplir los más altos estándares de calidad y normativa para ofrecer un equipamiento para infraestructuras de transporte y movilidad robustos.

Metaurban® SMART

Primer pretil homologado con seguridad activa

¡Déscubrelo!

Terminales y Atenuadores de Impacto: Los grandes desconocidos

Las barreras de seguridad y los pretiles metálicos han experimentado una gran evolución desde el proceso de normalización a nivel europeo iniciado en 2011 con la norma UNE EN 1317. Sin embargo, los sistemas de contención engloban muchos otros productos fundamentales para salvaguardar vidas humanas que no han recibido el mismo impulso, ni a nivel normativo ni a nivel de difusión.

En este punto podemos hablar de las transiciones entre sistemas de contención que aún carecen de normativa armonizada a nivel europeo y donde algunos países, como Francia, han dado el paso de elaborar sus propias prescripciones vinculantes de aplicación exclusivamente nacional.

Los otros grandes olvidados son los Atenuadores de Impacto y los Terminales, cuya misión es proteger a los conductores de impactos fronto-laterales contra obstáculos rígidos. La falta de regulación específica en estos sistemas y el desconocimiento generalizado sobre sus criterios de elección ofrecen la inevitable consecuencia de que el sector adolezca de directrices rigurosas e incuestionables sobre buenas prácticas en la elección en fase de proyecto del equipamiento de seguridad vial más adecuado, lo cual suele replicarse en las fases constructivas.

Dudas sobre atenuadores

En el webinar junto a estas líneas, Metalesa responde a las dudas más comunes que pueden surgir sobre los criterios de empleo de los Atenuadores de Impacto y los Terminales, por ejemplo, cuáles son las diferencias entre ambos sistemas y cuándo elegir uno u otro.

https://www.youtube.com/watch?v=oBosP103oBU

Los Atenuadores de Impacto cuentan con una normativa armonizada (UNE-EN 1317-3:2011) en base a la cual una serie de ensayos permite la obtención del marcado CE que acredita las prestaciones del producto. No sucede lo mismo con los Terminales, cuya normativa (UNE-ENV 1317-4:2002) no está armonizada, lo cual impide obtener el marcado CE y desincentiva a los fabricantes a invertir en desarrollo e innovación de estos sistemas.

A nivel español, se cuenta con la Orden Circular 35/2014, que recomienda el empleo de estos sistemas, pero apenas incluye algunos artículos como guía de criterios de instalación. Por ejemplo, el artículo 6.6, donde se menciona el tratamiento de barreras con terminales; el 6.7.3, con criterios de sistemas a disponer en “Narices”; el 6.7.4, con indicaciones de qué disponer en los comienzos de una mediana, o el propio artículo 9, que expone brevemente el empleo de Terminales y Atenuadores.

Indicaciones insuficientes

Estas indicaciones resultan claramente insuficientes. Al contrario que en barreras o pretiles -donde la normativa europea aporta una clasificación, los caracteriza según el resultado de los ensayos y describe criterios claros a considerar en la vía para su elección- en el caso de los Terminales y Atenuadores de Impacto, la elección es un tanto arbitraria: “el que mejor encaje, siempre del lado de la seguridad”.

Por otro lado, la experiencia enseña que incluso en productos con una normativa muy desarrollada, siempre surgen posibles interpretaciones. Estas dudas se multiplican en productos con escaso desarrollo normativo y presencia en el mercado. Por ejemplo, ¿cómo de separado debe de estar un Atenuador de Impacto del elemento que protege? ¿Se puede conectar a éste? ¿Se deben respetar los dos arcenes en el caso de una bifurcación? ¿Qué zona del cebreado es posible invadir para el posicionamiento de los sistemas? ¿Se pueden conectar las barreras al Atenuador de Impacto?

Cuando la sociedad tiene una necesidad y la industria ya dispone de productos que la resuelven, no hay excusas para no impulsar su despliegue. Es una responsabilidad compartida de todos los agentes del sector promover el desarrollo normativo, la innovación y la difusión de estos productos, que ya resuelven de manera efectiva algunos puntos débiles en la seguridad de nuestras carreteras.


Este verano, Seguridad Vial en las carreteras

Ya sea a un destino de playa o montaña, las vacaciones de verano acaban de empezar. La buscada desconexión del trabajo y romper con las rutinas del día a día hacen que muchas veces al inicio queramos llegar lo antes posible a nuestro destino e incurramos en irresponsabilidades en la carretera. Desde Metalesa trabajamos para mejorar la calidad de vida de las personas poniendo el foco ante todo en la seguridad vial.

La Seguridad Vial es cosa de todos. Si todos somos conscientes de la importancia de ser responsables en la conducción conseguiremos minimizar el riesgo de sufrir accidentes graves. Queremos con este artículo compartir con vosotros varios consejos a tener en cuenta para la operación salida de este verano.

Aumento de riesgos en las carreteras en verano

Además del característico aumento del tráfico veraniego existen otros factores típicos del verano que suponen un riesgo añadido en las carreteras y que deben ser tomados muy en cuenta.

Precaución con el calor

En España, en los días más calurosos del verano, la temperatura de un coche expuesto al sol durante un largo periodo de tiempo puede superar los 50 grados, lo cual supone un riesgo en la conducción. Por este motivo, antes de subirse al coche y empezar el viaje, se recomienda ventilarlo abriendo ventanas y puertas, encender el aire acondicionado y no empezar el viaje hasta que el interior del vehículo se haya aclimatado. A ser posible, lo ideal es evitar conducir en las horas del día de más calor.

Cuida tu hidratación y nunca bebas alcohol

La falta de hidratación puede conllevar riesgos graves durante la conducción. Los síntomas más comunes de deshidratación suelen ser fatiga y somnolencia… Se recomienda no esperar a experimentar estos signos para beber agua. Ten siempre a mano una botella de agua en tu vehículo y bebe con frecuencia, aunque no te sientas especialmente sediento.

También es algo obvio, y todos los días cientos de conductores reciben sanciones por superar la tasa del alcohol permitida al volante. ¡Si bebes, no conduzcas!

Alimentación antes y durante de tu viaje

Si vamos a realizar viajes largos en verano, es importante ingerir comidas ligeras. De lo contrario, pueden darse molestias digestivas que pueden distraernos de la conducción y afectar a la Seguridad Vial.

Las comidas pesadas también pueden generar somnolencia y pesadez durante la digestión, es por esto que es mejor optar por comidas ligeras hasta llegar al destino.

Siempre viaja con ropa adecuada y cómoda

A la hora de emprender un viaje largo, se debe de optar por usar ropa cómoda y poco ajustada que nos facilite un margen de maniobra ante un posible imprevisto en la carretera. Otra de las cosas a tener en cuenta es evitar el uso de las chanclas o sandalias desabrochadas.

El Reglamento de Seguridad Vial especifica que en todo momento el conductor debe llevar calzado adecuado para conducir, por lo que no nombra claramente el no uso de chanclas o sandalias. Pero se debe evitar en todo momento usar zapatos que no sean cómodos para conducir como las chanclas de dedo, las sandalias con plataforma, botas rígidas o tacones.

Los riesgos de conducir con este tipo de calzado son muy serios: se pueden quedar atrapadas entre los pedales, resbalarse… e impedir reaccionar a tiempo en caso de accidente. En el caso de las botas rígidas o tacones pueden impedir usar correctamente los pedales en caso de situación de riesgo.

Que nunca falten las gafas de sol

Durante los meses de verano es cuando el sol tiene mayor intensidad lumínica, es algo que muchos conductores pueden llegar a notar molestias oculares o la tan temida fatiga ocular. Es por esto que es recomendable usar gafas de sol polarizadas para evitar los destellos.

Revisa tu vehículo antes y durante el trayecto

Es importante revisar de forma exhaustiva el vehículo antes de cualquier viaje, y sobre todo, si se trata de un trayecto largo. Neumáticos, frenos, comprobar el nivel del aceite, el nivel del líquido refrigerante, comprobar que funcionan los dispositivos de alumbrado, asegurarse de que el filtro del aire esté limpio y llevar siempre los chalecos y los triángulos de seguridad.

Calcula tu ruta previamente

Aunque muchas veces soñamos en hacer un viaje improvisado e ir parando donde nos apetezca, en un viaje largo no es recomendable dejarlo todo a la suerte. Es recomendable planificar la ruta con antelación, tener en cuenta las paradas a descansar y dónde puedes repostar en el caso que sea necesario.

De este modo evitarás estar pendiente del GPS y podrás prestar mayor atención a la carretera. Hablando de dispositivos, recuerda que el uso de teléfonos móviles durante la conducción, a no ser que sea de forma pasiva con la utilización del GPS, está totalmente prohibido.

Controla siempre tu velocidad

Aunque puede parecer obvio, gran parte de los accidentes en verano vienen provocados por un exceso de velocidad que no es el adecuado para las características de la vía. Recuerda que por muy experto que seas al volante, extremar la precaución en carretera es una gran responsabilidad que todos deberíamos tener en mente y llevarla a cabo.

Viajar acompañado

El papel del copiloto en viajes largos es fundamental. Gran parte de los viajes en verano se realizan acompañados, el copiloto debe estar atento de no entretener al piloto para evitar despistes. En el caso de viajar con niños hay que encontrar la forma de que puedan entretenerse durante el viaje para que no se aburran y se cansen de no poder salir del vehículo. Y por supuesto, es obligatorio insistir a los ocupantes para que utilicen el cinturón de seguridad.

Ahora ya sabes los puntos más importantes a tener en cuenta a la hora de hacer un viaje durante estas vacaciones de verano. El artículo de hoy queremos que sirva como una guía a la que siempre puedas acudir siempre que vayas a emprender un viaje por carretera. Aun así siempre es recomendable visitar la página web de la DGT para cualquier aviso o noticia de interés.

En Metalesa, la protección es nuestra meta

Nuestra misión es la protección de las personas. Como expertos en Seguridad Vial, nuestra actividad consiste en diseñar, fabricar e instalar infraestructuras especialmente pensadas para garantizar la seguridad de las personas.

Productos para la Seguridad Vial en carreteras

Pretiles

Los pretiles para carreteras son sistemas de contención para puentes. En Metalesa disponemos del pretil metálico META13 y el pretil metálico META16, los cuales han sido homologados por la norma UNE EN 1317.

Transiciones a barreras de hormigón

Las transiciones para carreteras sirven para unir diferentes sistemas de contención de vehículos, como por ejemplo un pretil y una barrera de hormigón. Nuestras transiciones están homologadas por la norma francesa NF 058.

Terminales de impacto

Son dispositivos de seguridad vial que se colocan en los extremos de los pretiles o de las barreras de contención, como elemento de finalización segura. Disponemos de varios modelos de terminales de impacto, los cuales comparten una serie de características como la posibilidad de permitir la unión con bionda de doble o de triple onda, y que todos han sido ensayados de acuerdo a la normativa europea prEN 1317-7.

Atenuadores de impacto

También llamados amortiguadores de impacto, su función es absorber el impacto del coche en caso de choque. Se diferencian de los terminales de sistema de contención en que puede instalarse de forma aislada, sin estar conectados a ningún otro sistema. Además, en caso de impacto es de fácil reparación.

Desde Metalesa queremos recordar que la Seguridad no es solo cosa de temporada de vacaciones. Nuestro propósito es proteger a la sociedad a través de nuestros productos para la Seguridad Vial y concienciar a los conductores para tener unas vacaciones inolvidables, divertidas y sobre todo seguras. ¿Nos ayudas a conseguir este objetivo?


Entrega de la V Edición de los Premios METALESA al mejor trabajo fin de grado de la Escuela de Caminos, Canales y Puertos de la Politénica de València

Volvemos un año más con la celebración de los Premios Metalesa. Esta iniciativa, enmarcada dentro de la Plataforma Metalesa Talentos, tiene el objetivo de fomentar y premiar el talento y el esfuerzo de los futuros ingenieros.

Este año el evento tuvo lugar el pasado viernes 17 de junio a las 19:00h en la Universidad Politécnica de València en el Acto de Graduación de la IX Promoción del Grado en Ingeniería Civil y de la IX Promoción del Grado de Obras Públicas.

En esta edición, el acto fue amadrinado por Doña Roser Obrer, Directora general de Obras Públicas, Transporte y Movilidad Sostenible de la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad.

El primer premio fue para el alumno Francisco Javier San Lorenzo Molins por su proyecto “Estabilización de la ladera localizada en el PK 2+800 de la carretera CV-363, término municipal de Aras de los Olmos (Valencia).” El accésit fue para Raquel Espinosa Blasco por “Estudio para la mejora de la movilidad urbana sostenible de la población vulnerable. Aplicación práctica en Valencia."

Desde aquí, aprovechamos para felicitarles de nuevo por las soluciones planteadas y la calidad de sus proyectos.


Smart Cities, un ecosistema lleno de oportunidades

A estas alturas no dedicaremos mucho tiempo a definir una Ciudad Inteligente. Si deseas profundizar en el concepto de la Smart City, te invitamos a repasar el artículo sobre qué es una Smart City que ya compartimos hace unos meses.

Para complementar esta información, hoy exploraremos algunos ejemplos reales de Smart City, y tendencias de líneas de trabajo que, con el tiempo, se está comprobando que son las que tienen más impacto en el servicio al ciudadano.

Algunos ejemplos de Smart City

En los Emiratos Árabes Unidos se ha creado una ciudad cuyo objetivo no es solamente ser sostenible, sino también ser autoabastecida de recursos naturales. Se trata de la Ciudad de Masdar, en Abu Dabi. Entre sus muchos planes, cuentan con edificios inteligentes que autorregulan la temperatura interior, y con sistemas para minimizar los efectos del sol. El transporte público es autónomo y la red eléctrica se abastece al 100% de placas solares.

Nueva York es una de las ciudades más pobladas a nivel mundial y uno de los referentes en Smart City en Estados Unidos. En 2015 se introdujeron los llamados ‘BigBelly’, unos cubos de basura equipados con sensores inalámbricos para controlar su capacidad, permitiendo al servicio de recogida de residuos programar las rutas de una forma más inteligente. Este sistema incluye un compactador de basura que funciona con energía solar, y que ayuda a aumentar la capacidad del contenedor por cinco.

En Ámsterdam el 67% de los desplazamientos por el centro de la ciudad se hacen en bicicleta. Aunque parezca incongruente en un contexto de promoción de la movilidad sostenible, se ocasionan auténticos atascos en hora punta. Durante los últimos años la ciudad ha desplegado una red de sensores y un sistema de gestión de tráfico de usuarios de bicicletas, de tal forma que, durante esas horas de mayor ocupación, se pueden definir y proponer a los usuarios rutas alternativas para agilizar los desplazamientos.

El caso de Barcelona

También podemos encontrar muchos ejemplos de proyectos orientados hacia la Smart City en España, por ejemplo, en Barcelona.

Los sistemas de transporte urbano han introducido autobuses híbridos, paneles solares en las marquesinas y se ha optimizado las rutas de la red de autobuses para poder hacer el 95% de los viajes con un máximo de un único transbordo entre dos destinos de cualquiera de la ciudad. Todo ello gracias al big data y al análisis de afluencia de usuarios y sus rutas.

La gestión de residuos también ha incorporado tecnología digital de un modo parecido al de Nueva Yorl. Un sistema de contenedores con capacidad de generar un sistema de vacío permite la eliminación malos olores, al mismo tiempo, incorpora sensores de capacidad disponible en tiempo real que comunican a un sistema centralizado que permite optimizar cada día las rutas óptimas.

En toda la ciudad se usa un sistema de alumbrado público inteligente con bombillas de bajo consumo y sensores que pueden medir la humedad, temperatura, contaminación ambiental y la presencia de personas o ruido. De este modo se adapta la intensidad del alumbrado de forma autónoma reduciendo el gasto de energía. Esta suele ser una de las primeras medidas que se despliega en cualquier Smart City por ofrecer un ahorro directo en factura energética a un coste muy razonable y con tecnología ya muy probada en entorno real.

Tendencias para las Ciudades Inteligentes

Las Smart Cities no son cosa del futuro, son muy del presente. A los ejemplos anteriores nos remitimos sobre cómo un servicio público se puede optimizar con la aplicación de proyectos tecnológicos. Pero no todo vale. Se pueden inventar soluciones disruptivas y desplegar proyectos ingeniosos, pero a medio plazo, ¿cuáles realmente tendrán un éxito real colonizando la mayoría de las ciudades? ¿Qué ideas o tecnologías o servicios serán los que captarán la atención y los presupuestos de las administraciones municipales?

La primera reflexión es que esto dependerá de cada ciudad. En función de su ubicación, población, cultura, idiosincrasia o incluso perfil político de sus gobernantes en un momento dado, definirá sus retos prioritarios. Unos abogarán por la gestión del tráfico y la movilidad sostenible, otros por la gestión del agua y otros por la seguridad ciudadana entre muchas posibles líneas de trabajo.

Identificar esas motivaciones para presentar las propuestas más adecuadas aumentará la probabilidad de que una oportunidad se convierta en un proyecto real.

Dicho eso, si analizamos estadísticamente los proyectos más habituales, vemos tendencias comunes.

Infraestructura tecnológica Interoperabilidad de los datos

Una Smart City no sería tal si no cuenta con sensores que recogen un flujo de datos sobre los cuales se pueden tomar decisiones para mejorar o gestionar los recursos de los que se dispone. Esta información ya demuestra un gran volumen y será exponencialmente creciente en el futuro. Por esto, es necesario trabajar sobre una capacidad de almacenamiento suficiente, sobre unas redes de comunicación robustas y sobre un software de gestión lo más centralizado y abierto posible que garantice el correcto tratamiento de datos en tiempo real y la interoperabilidad entre servicios y administraciones. Sin invertir en estas capacidades de infraestructura tecnológica resulta casi imposible avanzar en el despliegue de la Smart City.

Ciberseguridad

Todos los datos recolectados y almacenados son una información de gran valor que debe ser protegida para evitar la ciberdelincuencia. Recordemos que muchos de ellos pueden hacer referencia a datos personales o de hábitos de comportamientos de ciudadanos, quienes esperan una máxima privacidad a cambio de facilitarlos.

Por esto, la ciberseguridad es uno de los aspectos críticos en los que deben trabajar las administraciones. La ciudadanía solo se incorporará a la ola de la Smart City si siente hasta cierto punto confianza en que sus datos están protegidos, y que no se hace un uso fraudulento, partidista o económico de los mismos.

Gestión inteligente del tráfico

En las grandes ciudades el tráfico suele ser un problema importante que genera grandes quebraderos de cabeza a los gestores y a los ciudadanos. Además, sus consecuencias en índices de contaminación atmosférica y de ruido son muy negativos.

La implantación de tecnología (cámaras, sensores…) que permita obtener datos en tiempo real sobre el tráfico para poder optimizar rutas es una línea de trabajo evidente. Para ello, debe considerarse el aprovechamiento del equipamiento urbano clásico como plataforma en la que integrar tecnología digital. Por ejemplo, los sistemas de contención inteligentes pueden contener impactos cuando hay salidas de vía, pero también prevenir accidentes y ofrecer información estadística en tiempo real.

Metaurban® SMART

Primer pretil homologado con seguridad activa

¡Déscubrelo!

Servicio de alumbrado público o gestión de residuos

El alumbrado público supone un gasto muy elevado para la factura de la ciudad. Hace ya muchos años que se ha confirmado que una inversión en tecnología LED controlada autónomamente para la regulación de la iluminación es un proyecto robusto técnicamente y rentable a medio plazo.

La digitalización del servicio de recogida de residuos se ha iniciado posteriormente pero como hemos expuesto, ya hay numerosos proyectos piloto en esta línea.

Proyectos útiles para las Ciudades Inteligentes

Las Smart Cities no pueden ser la nueva excusa para colocar servicios tecnológicos sin valor. Cada propuesta debe demostrar cuantitativamente eficiencia en recursos, sostenibilidad, información útil o una mejor experiencia para las personas. E idealmente varios de estos beneficios combinados.

En Metalesa llevamos muchos años trabajando para aportar soluciones óptimas para las Ciudades Inteligentes, pensando en el beneficio último que obtendrán los ciudadanos, por ejemplo, nuestro Metaurban® SMART, el primer pretil urbano inteligente del mundo con seguridad vial activa, que no solo contiene, sino que además previene e informa. Toda una innovación que invita al sector privado a transformar el equipamiento urbano y llevarlo hacia una nueva dimensión integrándolo en el ecosistema de la Smart City.

Seas de una administración pública y buscas ideas, o una empresa interesada en desarrollar nuevos productos y buscas alianzas, no lo dudes y contáctanos. Estaremos encantados de ayudarte y explorar vías de colaboración.


Semana Mundial de las Naciones Unidas sobre la Seguridad Vial

Como cada año, la tercera semana de mayo se celebra la Semana Mundial de las Naciones Unidas sobre la Seguridad Vial, un evento que quiere poner en el punto de mira los diversos peligros que existen en las carreteras para crear conciencia, sirviendo así de altavoz para desarrollar normativas que puedan ayudar a reducir los incidentes y salvar vidas.

El año pasado se lanzó una campaña bajo el lema #StreetsForLife #Love30 (Calles para la vida) en la que buscaban crear zonas urbanas residenciales con un límite de velocidad de 30km/h contribuyendo así a que las ciudades sean más seguras, ecológicas y adecuadas para convivir con los diferentes medios de movilidad urbana tan en auge (bicicletas, patinetes y VMPs).

La campaña del año pasado es la primera de muchas campañas que se han planificado como parte del Decenio de Acción para la Seguridad Vial 2021-2030. Este plan de acción forma parte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, un plan de acciones voluntarias a nivel mundial acordadas por los Estados Miembros de las Naciones Unidas para proteger el planeta y a todos los que lo habitamos, y que busca, entre otros muchos objetivos de sostenibilidad, poder prevenir al menos el 50% de los accidentes de tráfico de aquí al 2030.

Esto es más urgente que nunca porque, estudios recientes apuntan a tendencias preocupantes. Según Fundación Línea Directa, “la siniestralidad urbana entre usuarios vulnerables podría empeorar, causando hasta 5.500 muertos en las ciudades españolas de aquí a 2030, lo que supone un aumento anual de entre el 30 y el 50%”. Entre los principales argumentos que el estudio expone destacan el despliegue masivo de carriles bici en entornos urbanos, la popularidad de los VMPs, o la falta de conciencia social sobre movilidad sostenible.

Los nuevos modelos de movilidad urbana, una nueva necesidad

Dentro de los objetivos de la Agenda 2030 se pone especial hincapié en el concepto de Ciudades Sostenibles: grandes asentamientos humanos en los que el consumo de recursos sea sostenible sin perjudicar a la calidad del aire. Es por esto que en los últimos años se han diseñado campañas de concienciación hacia una movilidad más sostenible dentro y fuera de las zonas urbanas con la creación de Zonas de Bajas Emisiones y la ampliación de las calzadas para los peatones y bicicletas.

Con todo esto, han surgido nuevos medios de movilidad personales y las normativas han quedado obsoletas o han tenido que adaptarse, surgiendo así nuevas necesidades en los sistemas de seguridad viales.

Primer pretil homologado con seguridad activa

La misión de Metalesa es proteger a las personas, es salvar vidas. Uniendo este propósito con este contexto de nueva movilidad en entornos urbanos, surgió la idea de crear el nuevo Metaurban® SMART, el primer pretil con seguridad vial activa, es decir, que no solo espera pasivamente a contener un accidente, sino que evita que estos sucedan mediante señalización inteligente.

El desarrollo de este nuevo producto responde a la necesidad creciente de la sociedad de disponer de productos homologados como garantía de calidad para ámbitos urbano y periurbano, al mismo tiempo que se aprovechan las nuevas tecnologías y el despliegue de las comunicaciones 5G para llevar los sistemas de contención a una nueva dimensión como productos inteligentes.

Se trata de un sistema totalmente alineado con las nuevas tendencias en la gestión de las infraestructuras: seguridad, sostenibilidad y conectividad.

  • Garantiza la seguridad porque ha sido ensayado a escala real como acredita el marcado CE.
  • Promueve la movilidad sostenible haciendo que las nuevas infraestructuras en las ciudades sean más seguras y amables.
  • Es conectable porque integra tecnología PLUG&META®, que no solo espera que el accidente suceda, sino que identifica situaciones de riesgo, y actúa alertando a los usuarios de la vía mediante señalización, minimizando la probabilidad de que estos accidentes lleguen a suceder. Se han desarrollado hasta 10 escenarios funcionales, por ejemplo, aviso de accidente, presencia de peatones, velocidad excesiva, retenciones, o aviso por mala visibilidad entre otros.

Se trata de un pretil totalmente innovador porque, como se ve, además de contener en caso de accidente, previene que estos no sucedan, y además recopila datos e informa a la autoridad municipal de todos aquellos eventos que se desee, desde datos de calidad de aire, de conteo o de múltiples estadísticas de eventos detectados por la sensórica incorporada el pretil.

Metaurban® SMART

Primer pretil homologado con seguridad activa

¡Déscubrelo!

El sistema es modular, de tal manera que puede incorporarse la tecnología SMART solo a aquel tramo donde realmente haya una necesidad especial, pudiendo ser el resto un sistema de contención tradicional 100% seguro ante salida de vía.

Y todo ello, gestionable en remoto gracias a la plataforma de gestión accesible desde cualquier dispositivo.

De esta manera, un sistema de contención tradicional ha evolucionado hacia un nuevo servicio de gestión del tráfico y de movilidad urbana y de información para la ciudad.

El pretil Metaurban® SMART supone un gran avance en el sector del equipamiento urbano, incitando a imaginar cómo el IoT puede transformar elementos estáticos en miembros digitales activos del ecosistema de la ciudad inteligente. 

Nuestra meta es mejorar la calidad de vida de las personas, enfocando nuestro esfuerzo en ofrecer una gama de soluciones de protección y seguridad tecnológicamente avanzadas. Si quieres conocer un poco más sobre esta tecnología, visita nuestro nuevo microsite.