Desde Metalesa, siempre que os hablamos de nuestros productos os contamos para qué sirven, todas sus prestaciones, sus ventajas… Por eso hoy os traemos un artículo un poco diferente en el que hablaremos de una temática que solemos tocar por encima en nuestro blog: La normativa de los sistemas de contención de vehículos UNE EN 1317.

Si necesitas hacer un repaso de los sistemas de contención de vehículos que existen, te recomendamos leer este artículo haciendo click en este enlace.

 

Una normativa común para la mejora de la Seguridad Vial

Desde enero de 2011, es obligatorio que los sistemas de contención de vehículos que se instalen en la Unión Europea estén certificados bajo la norma UNE EN 1317. La creación de esta norma supone la homogeneización de la metodología de ensayo de los sistemas de contención y de los criterios de aceptación, favoreciendo de este modo la Seguridad Vial.

Entendemos que este tipo de normas tan técnicas pueden resultar difíciles de entender e interpretar, por ello, desde Metalesa, como expertos en la Normativa UNE EN 1317 y como parte del comité normalizador CTN135 de UNE, queremos ser tu referencia en Normativa de Sistemas de Contención. Por eso, en este artículo explicaremos todo lo que necesitas saber de la Norma UNE 1317.

 

¿Qué es la UNE?

Para explicar la normativa UNE EN 1317 primero es importante saber de dónde procede.

La UNE (Asociación Española de Normalización), es el único Organismo de Normalización en España. Su labor reside en la creación de Normativas para los diferentes sectores, de manera que conformen una serie de normas estandarizadas y aceptadas, que garanticen la calidad y la excelencia de las empresas.

Concretamente, en Metalesa formamos parte del Comité Normalizador CTN-135 (Equipamiento para la señalización Vial), el cual se encarga de desarrollar normas para la normalización de aquellos elementos o equipos destinados a la señalización, seguridad, balizamiento y tráfico destinados a la información, ordenación y Seguridad Vial. Por lo tanto, aquí se incluye la creación de normas relacionadas con los sistemas de contención de vehículos.

Desde su creación, el Comité Normalizador CTN-135 ha elaborado 283 normas para favorecer a la Seguridad Vial; en este artículo, nos centraremos concretamente en la norma UNE EN 1317.

Todo lo que tienes que saber de la NORMA UNE EN 1317, la normativa de los Sistemas de Contención de vehículos

Los sistemas de contención de vehículos son equipos de Seguridad Vial indispensables en las carreteras para evitar las consecuencias graves de un accidente, por ello, es tan importante que su funcionamiento se someta a los criterios de aceptación que impone la norma UNE EN 1317.

Estos son los factores que tiene en cuenta:

  • Nivel de contención: Garantiza que el sistema de contención contenga el vehículo en caso de choque, sin que vuelque el coche o traspase el sistema.
  • Severidad del impacto: Reduce las deceleraciones para minimizar los daños de los ocupantes del vehículo.
  • Deformación del sistema: Hace referencia al desplazamiento transversal del sistema durante el impacto.
  • Redireccionamiento: Asegura la devolución a la vía de forma controlada del vehículo que impacta contra el sistema de contención, de tal forma que este no invada otros carriles.

Teniendo en cuenta las anteriores variables, podemos diferenciar entre diversos tipos de sistemas de contención que se diferencian por las consecuencias y los efectos que el impacto del vehículo tiene sobre el vehículo, los ocupantes, y el propio sistema de contención.

Todos los sistemas de contención son sometidos a ensayos a escala real en los que se tienen en cuenta los anteriores criterios y que deben superar para poder cumplir con la norma UNE EN 1317.

A continuación, vamos a explicar de forma más amplia cada uno de los parámetros que caracterizan los sistemas de contención:

 

Nivel de Contención

Hace referencia a la capacidad de un Sistema de Contención para soportar la carga de impacto un vehículo.

El riesgo de accidentes en una vía determinada, la velocidad permitida y la cantidad media de vehículos pesados en cada sentido en el momento de la puesta en servicio, determinan la elección del nivel de contención que tiene que tener una barrera de contención de vehículos.

En este sentido, la norma UNE EN 1317 define varios niveles de contención, los cuales son aceptados cuando éstos superan unos rigurosos ensayos a escala real. La relación de ensayos que acreditan cada nivel puede verse reflejada en esta imagen:

(*) El ensayo TB11 tiene por objeto verificar que el nivel de contención del vehículo pesado es compatible con la seguridad de los ocupantes de los vehículos ligeros.

Dichos ensayos a escala real se realizan en laboratorios acreditados, de manera que se fijan valores para la velocidad en el momento del choque, para la masa del vehículo, y el ángulo con el que éste incide contra el sistema de contención de vehículos.

Una vez se ha establecido el nivel de contención, un complejo sistema de cámaras y sensores de altas prestaciones calibradas en laboratorio permiten definir el comportamiento de un sistema de contención mediante valores concretos de los siguientes parámetros.

 

Nivel de Severidad de Impacto

La colisión de un vehículo contra un sistema de contención conlleva riesgos para los ocupantes de éste. El nivel de severidad de impacto viene definido por la gravedad de los riesgos en el interior del vehículo.

El nivel de Seguridad de Impacto se calcula a partir de la combinación de los siguientes valores: Impacto en la cabeza (THIV) y de deceleración (ASI).

Es importante destacar que, en Europa, la instalación de un sistema de contención de severidad de impacto C no está autorizada, pues este valor puede implicar un impacto mortal para el conductor del vehículo.

Deformación del Sistema

El comportamiento de una barrera de seguridad está caracterizado por el desplazamiento transversal del sistema en el momento del impacto. Éste queda definido en los ensayos a escala real a través de los parámetros de anchura de trabajo y deflexión dinámica.

  • Deflexión Dinámica: Se refiere al máximo desplazamiento dinámico lateral de la cara del Sistema de Contención de Vehículos más próximo al tráfico en la carretera. Se mide en metros.
  • Anchura de Trabajo: Es la distancia que hay entre la cara de la barrera de contención más próxima a la corriente del tráfico antes de que se produzca el impacto, y la posición lateral más alejada que durante el impacto alcanza cualquier parte esencial del dispositivo de seguridad. La norma clasifica este parámetro de W1 A W8 en función de los metros de desplazamiento.

  • Intrusión de vehículo: Se trata del máximo desplazamiento lateral dinámico de la cara al tráfico del sistema de contención sin deformar. Este parámetro se evalúa a través de grabaciones fotográficas o vídeos de alta velocidad, considerando una carga hipotética de longitud y anchura iguales a la de la plataforma del vehículo, y una altura total de 4m. La norma UNE EN 1317 clasifica este parámetro de VI5 a VI5, en función de los metros de desplazamiento.

Teniendo en cuenta las anteriores variables, podemos caracterizar los diversos tipos de sistemas de contención, que se diferenciarán por las consecuencias y los efectos que el impacto del vehículo tiene sobre el vehículo, los ocupantes, y el propio sistema de contención.

Recordamos que todos los sistemas de contención con marcado CE han sido sometidos a ensayos a escala real en los que se ha tenido en cuenta estos criterios.

En Metalesa nos encargamos de diseñar, fabricar e instalar sistemas de contención de vehículos teniendo en cuenta todos los criterios de aceptación que dicta la norma UNE EN 1317. De este modo, podemos garantizar la protección de las personas, y por ello debemos entender la normativa a la perfección.

Si tras la lectura de este artículo aún te queda alguna duda por resolver respecto a la normativa UNE EN 1317, te recomendamos echarle un vistazo a nuestra sección de preguntas frecuentes acerca de los sistemas de contención, o si lo prefieres, puedes contactarnos directamente, estaremos encantados de atender tu consulta.