La protección es nuestra meta, ese ha sido siempre nuestro lema y el propósito para el que trabajamos. Esto se traduce en ofrecer los mejores sistemas de protección a la sociedad, sea de nuestro entorno cercano, o de los países donde comercializamos nuestros productos.

En el post de hoy concretamente os hablaremos de nuestra gama de barandillas, destinadas a diversas funciones, desde la protección de peatones, limitar las zonas de paso en infraestructuras ferroviarias, para instalar sobre puentes y viaductos actuando como barrera para evitar caídas indeseadas, apoyos en escaleras, y otras muchas.

Tipos de barandillas

 

Barandillas de acero

Las barandillas de acero son sistemas de contención de peatones, que se instalan en zonas urbanas, ferroviarias, o en los puentes de carretera. Es importante destacar que no están diseñadas ni ensayadas para contener vehículos, para eso están los pretiles metálicos META13 y META16.

Las barandillas de acero son de fácil instalación y, además, si el cliente así lo requiere, pueden integrarse con el paisaje gracias a la gran variedad de modelos, de acabados y de colores de termolacado que ofrecemos en nuestro catálogo.

En nuestro catálogo, se pueden encontrar una gran variedad de modelos que fabricamos de forma estándar y de los que solemos tener stock.

Barandillas de acero inoxidable

Las barandillas de acero inoxidable también se utilizan para garantizar la seguridad en zonas de paso de personas en infraestructuras, por ejemplo, en estaciones de tren o de metro. Pero su aspecto estético las hace muy apropiadas para cualquier tipo de zona urbana o para instalaciones privadas como industrias o centros comerciales.

Aunque las barandillas más habituales constan de pasamanos, barras transversales y postes verticales, tenemos a disposición de nuestros clientes una gran variedad de modelos con diseños únicos muy atractivos para todo tipo de entornos. En todo caso, siempre estamos abiertos a fabricar diseños a medida bajo pedido si el cliente así lo requiere.

Las barandillas de acero inoxidable destacan por otorgar un aspecto moderno en cualquier ambiente y, además, una de sus grandes ventajas es su durabilidad y la casi ausencia de mantenimiento y limpieza.

Barandillas con cable de acero

Sin duda, las barandillas con cable de acero es una opción elegante. Los cables de acero otorgan un toque moderno al entorno, aumentan la visibilidad a través de la propia barandilla y facilitan su integración en cualquier sitio dado su perfil minimalista.

Barandillas con chapa perforada

Del mismo modo que las barandillas metálicas con cable de acero, las barandillas con chapa perforada también presentan un aspecto muy atractivo para su instalación en ciudades, puesto que pueden ser fabricadas con cualquier diseño perforado en el material. Dependiendo del tipo de perforación, puedes crear un diseño que aporta seguridad al viandante sin renunciar a la estética en calles y zonas ferroviarias.

Tratamiento anticorrosión en nuestras Barandillas

Desde Metalesa, todas las barandillas que diseñamos, y fabricamos, siguen las normativas vigentes y los más altos estándares de calidad. Dado que son productos destinados a permanecer mayoritariamente en la intemperie, siendo víctimas de las adversidades del clima y del paso del tiempo, todas nuestras barandillas están sometidas a tratamientos anticorrosión que las hacen muy resistentes a todo tipo de agresiones ambientales.

Todas nuestras barandillas pueden tener acabados en termolacado, galvanizado, o ambos procedimientos combinados para ofrecer una mayor resistencia a las condiciones climatológicas.

 

Termolacado en Barandillas

El acabado de termolacado está especialmente indicado para barandillas que están en exteriores. Se aplica un recubrimiento de pintura en polvo en las piezas que conforman la barandilla y se introducen en el horno a 220º para sellar todas las piezas. Con este procedimiento se consiguen acabados de aspecto plastificado y con la posibilidad de proporcionar a las barandillas acabados con diferentes colores.

 

Galvanizado en caliente en Barandillas según la norma ISO 1461

El galvanizado es una técnica de acabado la cual se le aplica a las piezas de hierro o acero un calor extremo para sumergirlas en zinc fundido a 450º. Al ser sumergida, este recubrimiento se aplica tanto en el interior como en el exterior de la pieza, ofreciendo así un recubrimiento completo en la totalidad del conjunto. Gracias a este procedimiento se consigue que la barandilla se selle y sea más difícil que se oxide, siendo resistente a la humedad ambiental, alargando la vida útil del producto en entornos costeros.

 

Sistema Dúplex: Galvanizado y Termolacado en Barandillas

Si se quiere un recubrimiento completo, podemos aplicar ambos acabados. Primero se aplica el galvanizado de zinc en las piezas para recubrirlas tanto en interior como en exterior y después se aplica el termolacado para ofrecer un segundo recubrimiento de pintura en polvo para darle un toque de color a la pieza. De este modo podemos fabricar piezas que son resistentes en los entornos más agresivos.

 

En el caso que estés buscando soluciones de barandillas de acero para ciudades, puedes contactar con nosotros y nuestro equipo comercial podrá darte una solución que se adapte a tus necesidades. Además, también fabricamos barandillas de acero a medida que se adaptan a las necesidades del entorno. ¿Hablamos?